To top
29 Sep

Trucos para mantener el calzado de ante limpio

Limpieza de los zapatos de ante

 

¿Quién no se ha calentado la cabeza a la hora de limpiar sus zapatos de ante? Incluso hay gente que evita comprarlos a toda costa, dado lo complicado que piensan que es su mantenimiento.

Aquí te dejamos 3 rápidos métodos para mantenerlos y dejarlos impecables!

 

Método 1. Mojar y cepillar

Es importante que sea cuando queremos dejar listos nuestro calzado de ante, es simplemente un mantenimiento regular

¿Qué hace falta? Un cepillo de dientes, jabón (sin perfumes) y por supuesto agua.

¿Cómo lo hacemos? Mojamos el cepillo en agua con jabón, mojamos y cepillamos el zapato con movimientos circulares. ¡IMPORTANTE! Mojar no quiere decir empapar el zapato en agua con jabón. “Lo ideal es cepillar primero en un sentido y luego en el otro para que el ante quede suelto”,

 

 

Método 2. Polvos de talco, harina o bicarbonato

Este método es para cuando nuestros zapatos sufren una mancha de grasa.

¿Qué hace falta? Polvos de talco, harina o bicarbonato (lo utilizaremos para absorber la grasa), un cepillo de dientes normal, jabón neutro y agua.

¿Cómo lo hacemos? Lo mas importante es ser rápidos, y quitarnos cuanto antes el zapato que se acaba de manchar de grasa colocandolo de lado para evitar que la grasa cale. Después hay que ponerle polvos de talco, harina o bicarbonato para que de esta manera absorban la grasa que ha caido sobre el zapato. Pasados unos 15 – 20 minutos minutos cepillaremos todo el zapato, siempre en el mismo sentido del ante y sin apretar en exceso. Si la mancha de grasa ha dejado marca hay que poner en práctica el método 1.

 

Método 3. Una goma de borrar cualquiera.

Este método es para cuando queremos disimular alguna rozadura en nuestro zapato de ante.

¿Qué hace falta? Una goma de borrar como las de toda la vida que usabamos en clase.

¿Cómo lo hacemos? Simplemente utilizamos la goma de borrar como lo haríamos sobre un trozo de papel, pero eso sí, con mas cuidado y pasando la goma únicamente por dónde tenemos la rozadura. Después de este paso conviene cepillar todo el zapato con el cepillo del método 1 para que quede todo el ante igualado.

Una vez limpios e impolutos, es muy importante seguir este paso final.

 

Paso Final:

Siempre que mojamos un zapato de ante, es importantisimo dejarlo secar con una horma interior, si no disponemos de ella serviran papeles introducidos en el zapato. De esta forma evitaremos que se deformen con la humedad. Una vez limpios y secos los guardaremos dentro de una bolsa o caja para evitar que cojan polvo.

A %d blogueros les gusta esto: