To top
12 Jul

¿Tus zapatos nuevos te hacen rozaduras?

Cuando nos compramos unos zapatos nuevos y los empezamos usar en ocasiones nos pueden hacer molestas rozaduras o podemos notar que nos aprietan un poco más de la cuenta. Si nos pasa esto tenemos que tener en cuenta los aspectos que vamos a tratar en el post de hoy. Además, te vamos a dar trucos para solucionarlo.

Las rozaduras debidas al calzado no son siempre a causa de que no hayamos escogido la talla correcta, ya que en ocasiones cuando el calzado es nuevo los materiales del mismo pueden estar demasiado rígidos, y esto, en contacto con nuestra piel puede hacernos molestos roces e incluso pequeñas heridas.

El material de un calzado de calidad cede, sobretodo, si hablamos de zapatos de piel y aunque con las puestas se adapta el calzado al pie, hay formas de ayudar a agilizar el proceso.

Pero antes de ver las formas de ensanchar el calzado, vamos con el cómo podemos prevenir las rozaduras, principalmente, mediante el cuidado de nuestros pies.

 

Casi todos hemos tenido en algún momento alguna rozadura provocada por el calzado pero no todo el mundo sabe cómo hacer para prevenirlas o ayudar a su mejora de manera más rápida y efectiva.

 

Cómo prevenir las rozaduras

 

Lo más importante para prevenir tanto las rozaduras como otros problemas en los pies es comprar calzado de calidad, ya que unos mejores materiales pueden evitar muchos problemas en tus pies. Recuerda que: Tus pies son tu sustento para toda la vida.

Siendo conscientes de esto, igualmente podemos tener unos zapatos que puedan provocarnos, en sus primeras puestas, rozaduras en los pies.

Estas heridas superficiales no son solo una cuestión estética. Además, son incómodas y pueden provocar quemaduras e infecciones si no se los cuida adecuadamente, por lo que es importante tener en cuenta algunos consejos y medidas preventivas. Para que podamos evitarlos y tratarlos adecuadamente.

 

1- Elegir la talla correcta

Lo primero que tenemos que considerar es qué tipo de zapatos y talla elegir.

Usar la talla correcta de calzado es una de las mejores formas de evitar futuros problemas de salud en los pies. Tenga en cuenta que la talla puede variar según el fabricante o los materiales utilizados en el proceso de preparación. Por lo tanto, es mejor probárselo en la tienda, o en casa en caso de comprar online, antes de comprar para asegurarse de que sus dedos y talones estén cómodos.

Además, lo mejor es probarse los dos zapatos a la vez, porque siempre hay una ligera diferencia entre un pie y el otro.

Nuestro próximo post va a tratar sobre cómo elegir la talla correcta, si te interesa, estate muy atento.

 

2-Hidratar los pies

Usar crema hidratante en los pies y los zapatos es una buena forma de prevenir las rozaduras y las ampollas. En el calzado, aplicar en los bordes y costuras de los zapatos, especialmente en zapatos hechos de cuero o materiales duros. En nuestra piel, es importante que al aplicar la crema, siempre frote los dedos de los pies y los talones para mantener la piel húmeda y no vulnerable a estas lesiones.

 

3-Secar los pies correctamente

Cuando salga de la ducha, asegúrese de secarse bien los pies. Por tanto, evitaremos la aparición de hongos o que nos aparezcan infecciones o abrasiones. Dejar cualquier rastro de humedad aumenta el riesgo de todos estos problemas.

 

4-Usar calcetines

El uso de calcetines siempre que sea posible, sobretodo los de algodón, es una de las mejores formas de proteger la piel de sus pies del roce con los zapatos.

 

5- Usar polvos de talco

Los polvos de talco son un producto que cumplen la función simultánea de ser desodorante y antitranspirante. Ayudan a disminuir la humedad generada por la sudoración. Si utilizamos zapato cerrado, y que por tanto no transpira tanto, y le aplicamos un poco de polvos de talco va a ayudar a prevenir las abrasiones por fricción cutánea y el crecimiento de algunos microorganismos.

 

6- Aplicar agua caliente o alcohol

Si nos molesta alguna zona del calzado, es recomendable hacer uso en ella de un poco de agua o alcohol. Ambos elementos ayudan a quitar la rigidez de los materiales que puedan estar causando lesiones en nuestros pies. Esta técnica solo se recomienda cuando los materiales el calzado son de cuero o similar. No es recomendable en pieles con textura porosa ya que dañarían el calzado con manchas.  Antes de aplicar esta técnica es muy importante conocer los materiales del calzado y preguntar a un especialista.

 

7- Vaselina

La hidratación es algo súper importante. Al igual que bebemos agua o aplicamos crema corporal en nuestra piel, no debemos olvidar hidratar los pies correctamente.

La vaselina, dada su alta capacidad de hidratación, se puede aplicar en pequeñas cantidades en los pies para que la piel esté más suave, pero también para ayudar a paliar el dolor provocado por las rozaduras. ¿Cómo puede ser este último? La vaselina, al ser aceitosa, hace que el área del pie que tiene la rozadura, deslice y de esta forma no está en contínuo contacto con la zona del zapato que la estaba provocando. Para conseguir este efecto, habría que aplicar una generosa cantidad en la zona de los talones, dedos o en otras zonas afectadas.

 

8- Aloe vera

El aloe vera, al igual que la vaselina, tienen una gran capacidad para hidratar. Se recomienda para lo mismo. Pero antes de aplicarse el Aloe Vera es importante saber si se es alérgico a esta planta, ya que hay muchas personas que lo son.

 

 

Remedios para ayudar a ensanchar ligeramente el calzado

 

Si las rozaduras se dan en el lateral de los zapatos y notas que te aprietan un poco más de la cuenta puedes ayudarlos a que cedan de ancho.

Para ayudar a que cedan de manera más rápida podemos seguir algunos de estos consejos, teniendo en cuenta que hay que conseguir doblegarlos poco a poco ya que si nos pasamos el pie iría demasiado suelto y esto, tampoco es bueno.

Estos son algunos de los trucos que podéis hacer en casa, siempre teniendo mucho cuidado al manipular el calzado:

  1. Ponerse el calzado en casa durante los primeros días con un calcetín de media fino pero, si no cede lo suficiente, podemos utilizar un calcetín más gordo.
  2. Enrrollar los calcetines como si fueran tubos o papel y meterlos en el interior del zapato. Lo suyo sería dejarlo mínimo 12 horas.
  3. Meterlos en una horma: venden hormas para particulares pero también disponemos de una horma profesional en nuestra tienda física.

 

 

Os recordamos que podéis comprar unos nuevos zapatos de calidad y de primeras marcas en nuestra tienda online de L’Alqueria y ahora con descuento. Vuestros pies seguro que os lo agradecerán.

Disfruta ahora del código de descuento que tenemos preparado para ti:

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: