To top
24 Mar

¿Cuáles son las características y cualidades de los zapatos?

Los zapatos son una de las prendas más importantes que podemos portar en nuestra vida cotidiana. Sin embargo, encontrar un zapato de calidad, con materiales óptimos y que cuiden la salud de nuestros pies no siempre es tarea fácil. Necesitamos encontrar las claves para reconocer cuándo estamos acertando con nuestro calzado de hombre o mujer.

A continuación te acercamos aquellas características y cualidades de los zapatos que debes tener muy en cuenta para acertar con tu decisión:

Las características de los zapatos a examen

Un zapato adecuado por lo general es aquel que se ajusta a cada tipo de pie, en función de su anatomía, y que cuando nos lo probemos no nos resulte incómodo caminar ya que contaremos con ellos para nuestra actividad diaria y nuestros pies se pueden resentir. Estas son las características del calzado que debes examinar siempre. 

El interior del zapato, clave para la transpiración

El forro es una parte fundamental en cualquier zapato, puesto que cubre y hace que las partes internas estén perfectamente ajustadas al corte. 

El interior de un zapato es un aspecto que no siempre analizamos entre nuestras prioridades cuando vamos a comprar un zapato de calidad. Pues bien, el forro interior destaca entre sus funciones por:

  • Dar un excelente acabado al zapato
  • Reforzar el corte
  • Absorver la humedad que pueda entrar
  • Aportar confort y protección al pie

Existen distintos tipos de forros para zapatos, pero los más importantes son:

  • El cuero: suelen ser de un grosor más pequeño, y su origen puede ser vacuno, porcino y ovino, que por lo general suelen incorporar una gran porosidad al zapato. Entre sus principales funciones el cuero es un perfecto elemento de refuerzo entre el resto de materiales de un zapato
  • Laminados sintéticos: aportan una mayor elasticidad al zapato y por su naturaleza aportan menor probabilidad de rasgado al zapato, por tanto, mayor resistencia al desgaste.
  • Textiles: otro de los forros de zapatos más clásicos que destacan por sus cualidades de absorción de humedad, ideal para mantener los pies saludables y facilita un mayor pegado al calzado

La suela, que garantice adherencia

La suela del zapato es otro de los elementos diferenciadores a tener en cuenta. Las suelas de zapatos de hombre y de mujer suelen tener características distintas, ya que las de mujer suelen ser más estrechas para que el tacón se ajuste lo máximo posible al zapato. 

Los materiales de la suela de zapato van desde la goma, siendo este uno de los más usados en la actualidad por su poder de amortiguación, eva, que es el más empleado en zapatillas deportivas, suelas de caucho, ideales para zapatos de trabajo por su durabilidad y resistencia, suelas de crepe, de menor durabilidad pero ideal para botas y el calzado más casual, las suelas termoplásticas, con grandes avances tecnológicos en materia de aislamiento para favorecer al pie y que cada vez se usa más en calzado deportivo para evitar malos olores, las suelas de corcho, las preferidas para los zapatos de cuña por su amortiguación y las suelas de esparto o yuca, especialmente empleadas en sandalias para un mayor agarre.

Un calzado con suela óptima tiene que favorecer la adherencia y dar al calzado la amortiguación necesaria para que las pisadas no resulten incómodas y es una de las cualidades de los zapatos que más se tiene que tener en cuenta porque la comodidad al caminar depende en gran manera del tipo de suela del zapato.

La suela del zapato es la parte que permite amortiguar la pisada y la comodidad del calzado depende mucho de este elemento

La goma es uno de los materiales más usadas en las suelas

Los materiales, en función del tipo de calzado

Cada zapato aporta unas prestaciones distintas y que son necesarias analizar en función del tipo de pie. Algo que cobra más importancia en el caso de que necesitemos un calzado ortopédico. Materiales para zapatos hay muchos pero vamos a centrarnos en los principales que conforman la mayoría y los más recurridos siempre por la calidad que atesoran:

  • Cuero: es el más popular, y se trata de la base para los zapatos de corte más elegantes y aporta elasticidad al zapato además de servir de aislante térmico para el pie. Uno de los mejores materiales para diseñar zapatos que existen tradicionalmente que, con su brillo particular, hará que tu zapato luzca siempre que lo cuidemos.
  • Piel: es un material de zapato que aporta gran versatilidad en prestaciones. Es por ello que la piel es uno de los materiales de diseño de zapatos preferidos por las personas, ya que aportan al calzado flexibilidad y una altísima resistencia si se cuidan. 
  • Tela: la principal característica de la tela es la transpirabilidad que contiene, y se suele apreciar en mayor medida en zapatillas deportivas y en calzado de primavera y verano. 
  • Poliéster: entre sus principales características destacan la transpirabilidad y la elasticidad que aporta al zapato. Además, suele tener poco peso, algo que lo convierten en uno de los materiales de calzado más usado en deportivas. 

Como decimos, materiales existen muchos y muy variados cada uno con unas características especial, también puedes encontrar zapatos diseñados con Gore-Tex, con grandes capacidades impermeables para el calzado, sobre todo para deportes como el senderismo o el running, espuma o foam, que ayuda al pie a mantener una temperatura agradable, entre otros tantos materiales sintéticos. 

Debes escoger un material de calzado que reúna todo lo necesario para que tus pies estén cómodos en todo momento, además de que tu bolsillo lo agradecerá, porque un zapato de calidad es sinónimo de duradero. 

El cuero se utiliza para el diseño de zapatos, siendo el material más utilizado por las grandes empresas de diseño de zapatos

El cuero es el material de calzado más usado por las marcas. Su brillo y elasticidad hacen que sea perfecto para zapatos elegantes.

El tipo de zapato, según nuestro uso

Hay que ser muy conscientes de para qué usar el zapato. No será lo mismo un zapato tipo Oxford, de corte más formal y lisos para ir a trabajar que unos zapatos casuales que, sin perder formalidad suelen ser más elásticos y de uso más común.

Puedes encontrar muchos tipos de zapato, dependerá del uso que pretendas darle, de la estación del año en la que nos encontremos y de los materiales y prestaciones que incorpore. Los más habituales son:

  • Zapatos de chico: tipo Oxford, botines, mocasines, zapatillas, zapatos monk, zapatos brogue, botas de vestir, zapatos blucher, zapatos náuticos o sandalias. 
  • Zapatos de chica: Bailarinas, brogues de mujer, botines, zuecos, zapatos mules, zapatos abotinados, zapatos blucher o mocasines de mujer. 

La calidad, siempre presente

Reconocer cuándo un zapato es de calidad y cuando no no es sencillo. Pero si todos sus elementos, es decir, suela, ancho y largo de pie, material de fabricación y si el tipo de zapato se ajusta a las necesidades de tus pies al andar estás ante un zapato de calidad. 

Esperamos haberte ayudado a distinguir las claves para encontrar zapatos de calidad de acuerdo a las características y cualidades que debe tener un calzado óptimo. En La Alquería Online te recomendamos comprobar que la marca tenga algún tipo de certificado de calidad en caso de duda. 

A %d blogueros les gusta esto: