To top
15 Mar

Ventajas del calzado de cuero

Las características del calzado de cuero hacen que compense su costo más elevado respecto al sintético. A la larga supone una mejor inversión, ya que por lo general este material de origen natural garantiza una vida útil más extensa. No en vano, cuero y calzado han ido de la mano durante siglos. No obstante, la durabilidad no es la única ventaja que te van a aportar los zapatos de cuero respecto a los fabricados con otros compuestos. Por eso hemos dedicado esta entrada para explicarte cuáles son las más relevantes.

¿Qué ventajas ofrecen los zapatos de cuero?

Las propiedades que tiene el cuero genuino son muchas. Por ello, el calzado fabricado con este material ha mantenido su popularidad durante tanto tiempo. Eso sí, es importante que sepas distinguirlo de otros materiales. Para eso, deberás fijarte en aspectos como la textura, la suavidad al tacto o el olor.

Al margen de que dura más que cualquier otro tipo, las principales características del calzado de cuero son las que pasamos a detallarte a continuación.

Comodidad y practicidad

Estos zapatos se ajustan perfectamente a tus pies, ya que el material con el que se fabrican es elástico y muy flexible. Además, ofrecen un alto nivel de transpirabilidad, lo que evita que cale la humedad y proliferen microorganismos que originan enfermedades y malos olores. También protegen frente a la lluvia y el frío, incluso algunos tipos de cuero son resistentes a la nieve.

Los zapatos de cuero mantendrán tus pies secos y frescos y, por lo tanto, más saludables. Asimismo, no producen molestias aunque los lleves durante horas, puesto que se adaptan al movimiento. Son muy cómodos y lo mejor de todo es que no te harán rozaduras ni otras heridas al caminar con ellos.

Exclusividad y elegancia

El cuero es un material elegante y exclusivo por naturaleza, y te permite una gran variedad de acabados y colores. Hay cueros con brillo como los charoles, metalizados o iridiscentes, y otros más opacos que pueden ser de estilo animal print, envejecidos, lisos, grabados, engrasados, gamuzas, con terminación mate o engrasados. Este tipo de zapatos lucen mucho y ensalzan tu apariencia.

Además, nunca pasan de moda, a diferencia de modelos constituidos con otros materiales. Por ello, las primeras marcas del mercado siempre fabrican calzado de cuero, haciendo que este material sea único y de gran valor.

Resistencia

Como ya te hemos comentado, el cuero es un material muy resistente y duradero. Principalmente, está compuesto por fibras de colágeno estabilizadas durante el proceso de curtido al que es sometido. Así, su constitución aguanta perfectamente la tracción y el desgarro, así como el efecto de agentes externos adversos. Por lo tanto, es fuerte y compacto, lo que hace que sea difícil que se rompa o se deforme.

El calzado de cuero dura muchos años y si lo cuidas debidamente puede pasar de generación a generación. En este sentido, conviene que lo sometas a un tratamiento adecuado. Por ejemplo, si se moja has de rociar su interior con bicarbonato y dejarlo reposar para que la piel no se estropee y tome mal olor. No obstante, en el mercado encontrarás productos específicos que sirven para cuidar este material.

Sostenibilidad

A diferencia de plásticos y otros sintéticos, el cuero es un material orgánico que se degrada en mucho menos tiempo. Esto lo convierte en sostenible, puesto que apenas se utilizan componentes químicos durante sus procesos de tratamiento, lo cuales suelen ser tóxicos para tu salud y la del medio ambiente. Además, esta materia prima se produce de forma renovable.

Todo ello sin olvidar que, al ser muy duradero, contribuye a reducir el consumo masivo y desproporcionado, uno de los grandes males de nuestra sociedad contemporánea. Los zapatos de cuero se pueden reparar con mayor facilidad y su mantenimiento y limpieza es sencillo. Así que los podrás usar durante años sin que su aspecto o funcionalidad se vean alterados.

Sofisticación y diversidad

Los zapatos de cuero son cómodos y muy sofisticados. Esto hace que los puedas vestir en cualquier circunstancia, ya que en el mercado encontrarás una amplia diversidad de modelos. De hecho, hay calzado técnico de este material adaptado al desempeño de diferentes oficios.

Dispones de zapatos casual para lucir en ambientes desenfadados o en tu día a día. También diseños con un corte más clásico y tradicional, perfectos para acudir a eventos que requieran cierta etiqueta. O zapatos ortopédicos para quienes necesiten un cuidado especial de sus pies. Sin duda, un calzado que, por su variedad, satisface las necesidades de todos los públicos y de todas las edades.

En definitiva, las características del calzado de cuero aportan numerosos beneficios. La durabilidad y la sostenibilidad son dos de sus mayores ventajas, sin dejar a un lado su versatilidad y su comodidad. Sea cual sea la situación, un zapato de cuero te aportará un estilo único.

 

A %d blogueros les gusta esto: