To top
6 Ago

¿Cuál es tu tipo de pie?

Tanto los Griegos como los Egipcios tenían en cuenta las formas de los pies en sus esculturas o pinturas ya que también tenían estereotipos de los pies, los cuales asociaban a sus cánones de belleza y riqueza.

Pero ¿qué tipos de pies existen?

Bien, podemos hacer tres clasificaciones según la curvatura de la planta, la anatomía de los dedos y según la longitud del primer metatarsiano.

Además, según el tipo de pie del que estemos hablando será más o menos tendente a tener algunos problemas.

 

Según la curvatura de la bóveda plantar

 

Habrás oído que dependiendo de cómo lleves la planta del pie de arqueada tu pie es de un tipo u otro.

Pues bien, encontramos estos tres tipos de pie de acuerdo al grado de curvatura que forma el arco de tu pie:

 

 

Pie Cavo - Qué es, causas, síntomas, tratamiento y consejos | FisioOnline

 

 

Pie cavo

 

Si tienes mucha curvatura en el pie.

Por lo general, todos los músculos se contraen, por lo que, en términos del tamaño del zapato, sus pies son más cortos y las personas que tienen este tipo de pies utilizan talla más pequeña. Debemos comentar que aunque pueden causar dolor, un tratamiento adecuado puede permitirles llevar una vida normal.

Debemos comentar que aunque provocan dolor, se pueden tratar bien para llevar una vida normal. Eso sí, debes acudir a un especialista para saber qué tipo de pie arqueado es y cuál es el mejor tratamiento.

 

¿Cómo detectarlos y qué problemas pueden conllevar?

Además de ver la aparición de pies más arqueados de lo normal, existen otros signos y síntomas que pueden indicar que tenemos esta patología:

-Dolor en la musculatura de la zona plantar: Cuando se produce mucha contracción, la estructura del ligamento muscular se desgarrará levemente.

-Dolor en la parte posterior del pie y dedos de los pies porque sobresalen demasiado. Los famosos dedos en forma de garra generalmente son causados ​​por deformidades de los huesos de los dedos  causadas por la contracción muscular.

-Dolor en las almohadillas plantares en la zona del antepié. Debido a la reducción de la superficie de contacto del pie, la zona de apoyo frontal producirá una carga excesiva, lo que provocará lesiones inflamatorias.

Hiperqueratosis y formación de lipomas plantares (callosidades). Cuando son causados ​​por una presión excesiva, son un mecanismo de defensa de la propia piel para resistir el aumento de la carga plantar debido a la disminución de la superficie arqueada de contacto del pie.

-Sensación de inestabilidad o esguinces repetitivos. Debido a la falta de una superficie de apoyo, en la segunda etapa de contacto entre el pie y el suelo, la zona exterior del pie no está bien apoyada, lo que provoca un movimiento lateral excesivo y una posible pérdida del equilibrio.

 

En los niños, lo más importante es establecer un buen diagnóstico y un tratamiento precoz, porque el pie cavo suele «venir de fábrica» ​​y no se puede corregir.

Aún así, lo que sí que se puede hacer es actuar sobre los efectos negativos del pie cavo y sobre los factores de progresión que lo agravan.

 

Pie normal

 

Cuando se tiene un grado de curvatura no muy elevado pero tampoco plano.

El apoyo correcto de un pie es apoyar en la zona lateral externa del pie, además de en las dos zonas anteriores.

 

Pie plano

 

Si no se tiene curvatura o si ésta es muy poco considerable.

Los pies planos son una afección común, generalmente indolora y pueden ocurrir durante la infancia cuando el arco no está desarrollado. En otros casos, los pies planos ocurren después de lesiones o el simple desgaste de la edad.

A veces, los pies planos pueden causar problemas en el tobillo y la rodilla porque esta enfermedad cambia la alineación de las piernas. Si no siente dolor, por lo general no es necesario tratar el pie plano. Sin embargo, algunas personas experimentan dolor en el pie, especialmente en el área del talón o del arco. El dolor aumentará durante la actividad. También puede aparecer hinchazón en la parte interior del tobillo.

 

 

Según la anatomía de los dedos

 

Según cómo son los dedos tenemos: egipcio, griego y cuadrado

 

 

 

Pie egipcio

 

Un pie egipcio tiene la largaria de los dedos a modo escalera, es decir, el dedo más largo va a ser el gordo y a partir de él cada dedo va a ser más corto que el anterior.

Este tipo de pie es el más común, el 50-60% de la gente lo tiene. Por esto mismo, es el modelo de pie en el que normalmente se basan los fabricantes de zapatos para hacer sus hormas y es por eso por lo que a las personas con este pie les cuesta menos encontrar un calzado que se les adapte al pie.

En los pies egipcios, cuando el metatarsiano del dedo gordo es más largo de lo habitual, el pie puede desarrollar una artrosis en la zona de la articulación del dedo gordo.

Además las personas con este tipo de pies si utilizan hormas muy estrechas tienden a padecer con más probabilidad hallux valgus o también conocidos como «juanetes».

Pero no es todo negativo ya que este tipo de pie ha sido el prototipo de belleza y, es por ello, por lo que cuando se realizaban pinturas de faraones se les pintaba este tipo de pies.

Existen algunos estudios que relacionan el tipo de pie con la personalidad de la persona. Imre Somogyi, autor de Reading Toes: Your Feet as a Reflect of Your Personality, señala que las personas con pies egipcios son soñadoras, idealistas, impulsivas y de mal humor.

 

Pie griego

 

Son pies cuyo segundo dedo es más largo que el primero (el dedo gordo del pie). Aproximadamente el 15% de la población posee este tipo de pie.

Cuando la longitud del segundo dedo es demasiado larga, más de 1 cm más larga que el primer dedo, surgirá el problema principal que pueden poseer las personas con un pie griego ya que, en estos casos, debido a la falta de espacio, el segundo dedo puede colocarse en forma de «garra» y presionarse contra la punta del zapato.

Si tienes este tipo de pie, te recomendamos que elijas zapatos que sean muy buenos para evitar estos problemas. Puedes contactar con nosotros a través del chat de nuestra tienda online o venir para que te aconsejemos los mejores modelos para este caso.

Como curiosidad, este pie se llama pie griego porque en los personajes mitológicos de las esculturas griegas les realizaban este tipo de pies.

Por otro lado, Imre Somogyi señaló que las personas con el pie griego son activas, entusiastas, inteligentes y tienen una gran capacidad atlética y capacidad para liderar un equipo.

 

Pie romano o pie cuadrado

 

Son pies con la misma longitud del primer dedo y del segundo dedo. La frecuencia de tener esta tipología de pie es baja.

Los pies romanos tienden a ser más anchos, por lo que las personas con este tipo de pies necesitan hormas más espaciosas.

En relación con la investigación de Imre Somogyi, las personas con este tipo de pies no son impulsivas en absoluto y no están dispuestas a tomar decisiones improvisadas. Son prácticos y decisivos. De acuerdo con sus principios, transmiten seguridad y son confiables.

 

 

Según la longitud del primer metatarsiano

 

El metatarsiano es el hueso que encontramos en la tercera posición del primer dedo (si contamos desde la cabeza o zona más externa) y según su longitud encontramos tres tipos de pies: Index minus, index plus y index plus minus.

La largaria que poseenlos metatarsianos es muy relevante, ya que de ella depende la “fórmula metatarsal«. La fórmula metatarsal tiene que ver con la posición en la que se encuentran las cinco cabezas de los metatarsianos. Esta fórmula se relaciona con ciertas patologías en la parte delantera del pie y es importante tenerla en cuenta a la hora de elaborar una plantilla personalizada o de planificar una cirugía en el pie.

 

 

 

INDEX MINUS

 

El primer hueso metatarsiano es más corto que el segundo hueso metatarsiano.

Esto significa que cuando se anda, es el segundo metatarsiano el que aguanta parte de la carga que le tocaría soportar al primero y es por ello, por lo que pueden darse sobrecargas en esta área. Además, este tipo de pie es más propenso al hallux valgus (juanetes).

 

 

INDEX PLUS

 

El primer hueso metatarsiano es más largo que el segundo hueso metatarsiano.

En ocasiones, esto se relaciona con la mayor probabilidad de padecer enfermedades como la sesamoiditis (es una inflamación de los huesos que se encuentran en segundo lugar del metatarsiano) y el hallux rígidus (se pierde parte de la movilidad de la articulación del primer dedo).

 

 

INDEX PLUS MINUS

 

Son iguales tanto el primer como el segundo metatarsiano.

 

 

 

 

Os recordamos que podéis comprar unos nuevos zapatos de calidad y de primeras marcas en nuestra tienda online de L’Alqueria y ahora con descuento. Vuestros pies seguro que os lo agradecerán.

Disfruta ahora del código de descuento que tenemos preparado para ti:

 

 

A %d blogueros les gusta esto: